20 de June del 2015

UN NUEVO MODELO DE FINANCIACIÓN PARA LA INVESTIGACIÓN EN BIOMEDICINA.

El Instituto Ramón y Cajal de Investigación Sanitaria (IRYCIS) y CANAAN RESEARCH & INVESTMENT alcanzan un acuerdo de inversión para el desarrollo de nuevas moléculas para el tratamiento del ictus.

Esta investigación, realizada en el IRYCIS en los últimos 4 años con una importante inversión tanto en medios humanos como económicos ha estado dirigida por el Dr. Alberto Alcázar. Centrada en el ensayo de diferentes moléculas en modelos animales de ictus, ha encontrado nuevos compuestos que pueden ser útiles para el tratamiento de esta enfermedad. Estos resultados fueron la base de una solicitud de patente internacional el pasado año, y ahora la sociedad CANAAN invertirá para continuar su desarrollo y facilitar su licencia a la industria farmacéutica.

Esta operación podría suponer una inversión inicial directa de 400.000€ por parte de CANAAN, en función de que los compuestos vayan superando una serie de hitos científicos, tales como nuevos ensayos para asegurar su eficacia y una baja toxicidad, imprescindibles antes de iniciar los estudios clínicos en pacientes.

Aunque queda camino por recorrer hasta la comercialización de un potencial fármaco, la sociedad de inversores CANAAN apuesta por una investigación de calidad y por un proyecto que podría tener un gran interés socio-sanitario, sobre todo teniendo en cuenta las limitadas opciones actuales de tratamiento del ictus.

El acuerdo entre CANAAN e IRYCIS supone un nuevo modelo de financiación para la investigación aplicada en biomedicina, compartiendo entre un Instituto de Investigación e inversores privados los futuros beneficios a los que podría dar lugar la explotación comercial de estos compuestos, en el caso de que se superen todos los ensayos preclínicos y clínicos.
Entre los artífices de este nuevo programa de financiación se encuentran Enrique Sainz de CANAAN y Diego Velasco, de la Unidad de Innovación del IRYCIS, quienes confían en poder replicarlo en un mayor número de proyectos. En definitiva, aunque la inversión en biomedicina puede ser de riesgo, un proyecto de éxito sería suficiente para rentabilizar toda la inversión, tanto en este como en otros proyectos realizados, además de mejorar la calidad de vida de los pacientes. Estamos convencidos de que este proyecto puede ser uno de ellos.

De izquierda a derecha. Felipe Monís, Alfonso Ortega y Enrique Sainz (CANAAN), y Dr. Alfredo Carrato, Dr. Alberto Alcázar, D. Diego Velasco, D. José Ignacio Flores y Dra. Emma González (IRYCIS).

 

 Versión pdf